Malnamorados por la vida

Malnamorados por la vida
Por: Darío Valle Risoto

Y un buen día te enamoras macho, pasa de golpe, como ir caminando y que te cague una paloma, que te caiga una caja fuerte en la mollera, que te pise un tren, etc. y el resultado es más o menos lo mismo; vamos a explicarnos:
Sabemos que varias chicas que leen este blog se van a enojar porque ellas tienen la versión de cuentos de hadas del enamoramiento, mientras el que suscribe lo ha sufrido demasiadas veces en la vida como para comprender que es una maldición peor que la droga más dura.
Pasa de golpe, sin explicación es como si el objeto en cuestión de golpe recibiera un montón de capacidades diferentes a su favor y en contra de nuestro intelecto. Quiero decir que bien se puede tratar de alguien que conocemos de hace tiempo y que de la noche a la mañana ¡¡¡epa!!!! Me sacude el coxis de solo pensar en ella.
Es mejor enamorarse de una desconocida, ayer mismo subió una chica vendiendo algo al colectivo esta joven debe ser el ser más hermoso que vi en mi vida: perfecta, sonriente, hermosa y de una maravillosa cabellera negra, el enamoramiento me dura, pero por suerte creo que no la veré nunca más y eso ayuda para la cura, imagínense que quieren dejar de darle a la coca y que a cada rato le muestran una botella (¿Qué se pensaban?)
Bueno, el otro tema es la sobreexposición al objeto de estudio, ustedes se enamoraron de esta chica y suponen por varias razones que a ella su vida le importa un reverendo pito, entonces comenzará el dilema más jodido que pueda tener una persona: Querer a quién no lo quiere. Y mentira que el amor es como una llamita que hay que alimentar, eso es un invento de una tía pelotuda.

Uno ama solo y privatiza su calentura, sus ganas y sus deseos por la mujer en cuestión y entonces quedan pocas alternativas.

1-Se lanza con todo
Probablemente sea lo más sensato pero probablemente lo manden al diablo lo que no asegura el desenamoramiento y solamente es garantía de buenos poemas, un lindo suicidio o ir preso por secuestro y violación.
2-Se la fuma
¡Ah macho!, ¡Cuantas veces te masticaste el amor haciéndote una buena úlcera en el entripado por ellas!
Una larga lista de tangueros, alcohólicos y tipos raros son el producto de guardarse los sentimientos.
3-Se busca una loca
Buena idea, el problema es que uno tiene la maldita idea de contarle a esta profesional que uno se quiere comprometer con una piruja que no le da ni la hora, probablemente si no te saca del forro del telo tampoco te haga una rebaja de tarifa, así que dediquémonos a otra cosa.
4-Le cuenta a su madre
Bueno, esto denota cierta tendencia a padecer trastornos psiquiátricos como para preocuparse un tanto, ya que todos sabemos que el sueño oculto de toda madre es que su hijo sea gay para ser ella la única mujer de su vida.
5-Le cuenta a su padre
Si su padre se pone a llorar sin parar, se tira al piso y agarra a puñetazos las baldosas es porque usted enfermito le trajo a la memoria que una vez estuvo enamorado y lamentablemente se terminó casando con una loca de mierda… si, tu vieja macho.
6-Se deprime
Ah…la depresión, no solo las mujeres enamoradas la padecen, también nosotros, la diferencia es que ellas comen helado y nosotros nos empedamos hasta quedar epilépticos en medio de la calle o nos damos con merca o salimos a buscar travestis ¿? Bueno, yo por ahora no ¿Eh?
7-Exiliarse
Es la mejor solución, el alejamiento del objeto en cuestión siempre ayuda a sacarse la locura por ella, a dejar de visualizarla las veinticuatro horas del día y de romperles los cojones a todos sus amigos con la historia de este amor no correspondido.
El problema es que la memoria viaja con nosotros y para peor el mundo se empequeñeció tanto que es probable que cuatro años después en un frío Iglú de Alaska nos llegue el aviso vía Facebook de que esta señorita y nuestro mejor amigo se casan.

Sombras de Hoy

Sombras de Hoy
Por: Darío Valle Risoto

Reclamo el sortilegio
de que no me confundan,
tu deseo y mi deseo
tu necesidad y mi silencio.

Tengo el sueño cansado
y dolorido el sentimiento
cuando te miro te siento
cuando te abandono te quiero.

Reclamo la idolatría
de mi soledad en ministerio
ese templo de asimetrías
donde me cobijo del miedo.

Yo te toco en las noches
de mis sombras sos el cuerpo
que penetro hasta los ojos
contraluces de mi sexo.

Más mujer que no podría
lastimar ni eso quiero
pero debo sentirme hoy día
tan extraño como perverso.

De dejarte es la consigna
por amor o por el miedo
Sombras de hoy el día
y esta noche…
lastimarme más…
ya no puedo.

Celeste: Regalame un Sol

Recibo y Publico:

Mientras los gobernantes uruguayos transitan impávidos, con una alarmante sangre fría hacia una segura y vergonzosa condena por parte de la Corte Interamericana de DDHH por no respetar las normas internacionales en la materia, en la noche de ayer, miles de uruguayas y de uruguayos marcharon por el centro de Montevideo reclamando la anulación de la Ley de Caducidad.

Convocada por el espacio de coordinación Todas y Todos contra la Impunidad que agrupa a más de 16 organizaciones sociales, gremiales, estudiantiles y culturales, la marcha partió a la hora 19 desde la Plaza Libertad hasta el Palacio Legislativo con una presencia mayoritariamente juvenil y con el acompañamiento de la cuerda de tambores de La Melaza.

Frente a la escalinata del Palacio Legislativo se dio lectura a una proclama reivindicativa en la materia, dando fin a la Semana contra la Impunidad al cumplirse este domingo 37 años del Golpe de Estado.

El Cartel decía: Todos y Todas contra la impunidad, me tomé el trabajo de borrar la pequeña burrada idiomática ya que “Todos” implica: Todos: Mujeres y otros incluídos. (Darío Valle)