Festival de Hielo en Hokkaido

Festival de Hielo
Por: Darío Valle Risoto

Marcelo Bandera nos envía este enlace a una cantidad lamentablemente escasa de fotografías sobre el festival del hielo en Hokkaido, en nuestro país preferido: Japón, como siempre respetando las páginas originales, les envío el enlace donde está el artículo completo y más fotografías en Taringa. Sayonara.

Drexler y sus mensajes

Jorge Drexler
Por: Darío Valle Risoto

Entre la innumerable cantidad de cosas que le debo agradecer a Julia, una de ellas es que me enseñara a escuchar a Drexler, dejado de lado mis atávicos y Metaleros deseos de potencia rockera, debo reconocer que tiene una pluma envidiable y es un excelente guitarrista y compositor, no en vano Joaquín Sabina lo eligió como uno de sus preferidos.
También encontré en muchas letras de Drexler una sabiduría budista, un deseo de comprender el universo desde la cosa simple pero sin perder la naturaleza de las cosas, de entre su amplio repertorio les dejo un vídeo clip y una de las mejores canciones sobre el tema tan viejo del asunto Israelí, visto ni más ni menos que por un nativo.

Todo Se Transforma
Jorge Drexler

Tu beso se hizo calor,
Luego el calor, movimiento,
Luego gota de sudor
Que se hizo vapor, luego viento
Que en un rincón de la rioja
Movió el aspa de un molino
Mientras se pisaba el vino
Que bebió tu boca roja.

Tu boca roja en la mía,
La copa que gira en mi mano,
Y mientras el vino caía
Supe que de algún lejano
Rincón de otra galaxia,
El amor que me darías,
Transformado, volvería
Un día a darte las gracias.

Cada uno da lo que recibe
Y luego recibe lo que da,
Nada es más simple,
No hay otra norma:
Nada se pierde,
Todo se transforma.

El vino que pagué yo,
Con aquel euro italiano
Que había estado en un vagón
Antes de estar en mi mano,
Y antes de eso en torino,
Y antes de torino, en prato,
Donde hicieron mi zapato
Sobre el que caería el vino.

Zapato que en unas horas
Buscaré bajo tu cama
Con las luces de la aurora,
Junto a tus sandalias planas
Que compraste aquella vez
En salvador de bahía,
Donde a otro diste el amor
Que hoy yo te devolvería

Cada uno da lo que recibe
Y luego recibe lo que da,
Nada es más simple,
No hay otra norma:
Nada se pierde,
Todo se transforma.

Milonga Del Moro Judio
Jorge Drexler

Por cada muro un lamento
En jerusalén la dorada
Y mil vidas malgastadas
Por cada mandamiento.
Yo soy polvo de tu viento
Y aunque sangro de tu herida,
Y cada piedra querida
Guarda mi amor más profundo,
No hay una piedra en el mundo
Que valga lo que una vida.

Estribillo

Yo soy un moro judío
Que vive con los cristianos,
No sé que dios es el mío
Ni cuales son mis hermanos.

No hay muerto que no me duela,
No hay un bando ganador,
No hay nada más que dolor
Y otra vida que se vuela.
La guerra es muy mala escuela
No importa el disfraz que viste,
Perdonen que no me aliste
Bajo ninguna bandera,
Vale más cualquier quimera
Que un trozo de tela triste.

Estribillo

Y a nadie le dí permiso
Para matar en mi nombre,
Un hombre no es más que un hombre
Y si hay dios, así lo quiso.
El mismo suelo que piso
Seguirá, yo me habré ido;
Rumbo también del olvido
No hay doctrina que no vaya,
Y no hay pueblo que no se haya
Creído el pueblo elegido.

Estribillo

Emmanuelle Vaugier

Emmanuelle Vaugier
Por: Darío Valle Risoto

La vimos en cine y en television, de esta en series como Smallville haciendo el papel de la doctora Helen Bryce, la que casi termina como esposa de Lex Luthor, también actuando en varios capítulos de otra excelente serie: Two and a Half Men. A pesar de ser Franco-Canadiense esta chica tiene un atractivo aire latino en su rostro que nos pone inmediatamente a pensar en crearle su propio club de fans en Uruguay.

The Wolfman

The Wolfman
Por: Darío Valle Risoto

Puedo asegurar sin temor a equivocarme que estamos ante la mejor versión y quizás la definitiva sobre El Hombre Lobo, me refiero a un excelente homenaje a aquellas viejas cintas donde Long Chaney jr. encarnaba a Lawrence Talbot, el hombre que debía cargar con la terrible maldición de transformarse durante las noches de luna llena en un hombre lobo.
Muchas son las cualidades de este filme, entre ellas la soberbia elección del elenco, los paisajes naturales o virtuales que son tan opresivos y siniestros que aunque no estuviera la bestia igual nos aterrarían, ni hablar de la mansión y de la perfecta recreación de una Inglaterra de fines del siglo XIX. La música si esto fuera poco está a cargo del genial Danny Elfman que aporta como siempre lo sabe hacer, el justo entorno para que no dejemos de abrir los ojos frente a una historia muy bien ejecutada y prodigiosamente llevada.
Debemos tener en cuenta que durante la época dorada de los estudios Universal, el Hombre Lobo no podía competir contra el monstruo de Frankenstein y mucho menos contra Drácula, igual de todas formas Chaney se las ingeniaba para hacernos temer, pese a que los maquillajes eran toscos y hoy casi nos darían risa.
Sin embargo acá tenemos a Rick Baker haciendo de las suyas en el mismo y por supuesto que las imágenes generadas por ordenador ayudan, pero no serían nada si la historia flojeara, nada más ver la corrida del lobo por los tejados de Londres, la historia de amor y la maldición familiar de los Talbot, para agradecer que aún se conserven aquellos estilos de cine donde había lugar para los monstruos clásicos, creo que junto al Drácula de Copolla de 1992, estamos ante una gran recreación de los personajes que durante casi dos décadas atemorizaron las audiencias gracias a los estudios Universal.
No se la pierdan, pero dejen una luz encendida.