Elecciones Municipales en Montevideo

Elecciones Municipales de Montevideo
Mi opinión personal
Por: Darío Valle Risoto

Este domingo en el Uruguay habrá elecciones municipales, si bien desde hace unos pocos años nos acostumbramos a que estas estén separadas de las presidenciales, ahora tenemos el nuevo regalo de la descabellada idea de elegir “Alcaldes”, a esto se le llama pomposamente: “El tercer nivel de gobierno”
Vamos a aclarar que en Uruguay los Intendentes funcionan tradicionalmente como especie de caudillos departamentales y a veces la lucha electoral es tanto o más enconada que a por el gobierno del país.
Hace algunos años, apenas veinte, que en Montevideo el gobierno departamental lo ostenta la coalición mayoritaria de “Izquierda” por parte del Frente Amplio.
La primera intendencia del Frente estuvo a cargo del señor Tabaré Vázquez que hizo una muy buena gestión, esto lo continuó Mariano Arana que luego fue reelegido, de allí en más y por diferentes razones la intendencia de la capital del país comenzó a venirse en picada hasta los grados superlativos de una gestión francamente apestosa.
Hubo un casi eterno conflicto con el sindicato de trabajadores Municipales (Adeom) que nunca tuvo el apoyo de la mayoría de los Montevideanos, pero continuó aportándole a desde ya una mala gestión municipal un sinnúmero de paros, movilizaciones, patoteadas en las oficinas y puteadas varias. Sin embargo esta herencia de un pésimo convenio generado porque no se manejó bien desde el inicio parece que finalmente se arregló o al menos en parte.
La obsesión por la descentralización llevó a lo barrios los Centros Comunales Barriales donde la inoperancia de muchos empleados municipales se trasladó cerca de nuestras casas, al menos nos ahorrábamos el viaje para constatar que pedir la simple tala de un árbol o que se deshagan de un basural era más difícil que solicitar una beca en Harvard.
Por otro lado se implantó una maravillosa cantidad de contenedores de basura cuadra a cuadra en casi todo Montevideo, esto se hizo con la idea de acabar con los basurales y se redujeron los grandes, esto es cierto, pero se multiplicaron olorosas muestras de desperdicios alrededor de cada contenedor verde porque los recicladores, no todos, es cierto pero si la mayoría de ellos: tiran para afuera lo que no les sirve o lo hacen para hacer lugar mientras buscan lo que buscan.
Como resultado y sumado a que nunca hubo una urgente y necesaria campaña para que los mugrosos Montevideanos aprendan de una puta vez a cuidar su ciudad, vivimos entre la mugre, la basura va desde boletos hasta paquetes, cachos de muebles, innumerables envases de plástico y envoltorios de las cosas más asombrosas que se les ocurra, hace unos minutos frente a los contenedores de mi casa había unos hermosos pedazos de un televisor desparramados a unos dos metros a la redonda.
El último Intendente estuvo como se dice vulgarmente: “Pintado”, no hizo un carajo más que regalar alguna llave de la ciudad a personajes ilustres como un popular “Salsero”, y continuar con la pedorraica gestión de un gobierno departamental sumido en el más grande de los patetismos.
Les doy un ejemplo: la comisión de cultura de la intendencia comenzó a enseñar a bailar Reggaeton a los jóvenes y nunca faltaron los famosos talleres de Murga y Candombe, pero si solo les falta poner un curso de “Fabricación de tortas fritas”. No me parece mal pero creo que hay que tener un poquito más de ambiciones culturales, solo un poco.
Ahora la idea que parece vino del ex presidente Tabaré Vázquez es la de elegir: “Alcaldes”, esto es lo que llaman el tercer nivel de gobierno. Por lo tanto se dividió Montevideo en ocho zonas, cada una tendrá un alcalde que supongo recorrerá a caballo su condado ostentando una estrella en el pecho y disparándoles a los que tiran desperdicios.
Se pretende que el ciudadano común tenga más cerca a uno de los suyos para intentar solucionar lo que a estas alturas parece casi insoluble: la mugre y la eterna falta de consideración hacia los usuarios de los empleados públicos de mi país, entre muchas otras cosas.
Lo más jocoso de todo esto es que El Frente Amplio nos enchufó una candidata a intendente del partido Comunista, se pasó por los cojones el pedido del candidato Socialista y les cuento rápidamente que ahora me comienza a cerrar el cuadro; antes de las elecciones el partido Comunista fue junto a la lista del MPP (Movimiento de Participación Popular), grupo mayoritario dentro del frente integrado principalmente por los Tupamaros, viejos antagonistas de los bolches desde sus orígenes.
Yo dije, estos algo se traen, hace años que he compartido junto a los camaradas instancias gremiales en lo estudiantil y laboral como para saber que los camaradas son viejos expertos en “cocinar” alianzas para luego salirse indefectiblemente con su pausado y lento plan para instaurar la “Dictadura del Proletariado”. Bárbaro, estamos en democracia y cada uno sabe lo que hace, por lo pronto yo este domingo voto: ANULADO.
Por último les dejo el siguiente pensamiento: me parece muy peligrosa la idea de la fidelidad incondicional hacia algo que comienza a fallar porque entonces nos acercamos al concepto que escuché el otro día en la radio por parte de un político que calificó al gobierno actual de: “Peperonismo”.