Dia de los Trabajadores

Día de los Trabajadores
Por: Darío Valle Risoto

Trabajé durante trece años en los Talleres Gráficos Barreiro y Ramos, rodeado de jefes y encargados muy hijos de puta, mala gente que lo mejor que hacía era rompernos los huevos toda la jornada de trabajo y encima había compañeros que pensaban que deberían dar las gracias a dios o al sistema por tener un trabajo.
Durante esos años me transformé de un ignorante en los temas de la sindicalización a un militante bastante regular del Sindicato de Artes Gráficas del Uruguay y si bien nunca fui delegado porque no tengo la capacidad para ello, siempre intenté estar enterado de lo que significa ser un luchador social digno y conocedor de que vivimos en un sistema injusto que sería muchísimo peor de no existir los sindicatos y/o asociaciones de trabajadores.
Sin embargo durante interminables discusiones tuve que enfrentarme con una mentalidad que considera los abusos del sistema capitalista como naturales y que soporta los desmanes de otras personas solamente porque estas ostentan cargos de mando.
Si los patrones nos explotan y esto es triste, peor aún son los mandos medios, ex obreros tentados por unos pesos de más que olvidan su condición humilde y se vuelvan como alcahuetes profesionales a salvarle los dineros al jefe, peor que peor es el compañero que entrega y delata a los que de alguna forma se levantan contra alguna injusticia.
Difícil me ha sido tratar de hacer pensar a muchos que no entienden que los pobres beneficios que hoy tenemos como trabajadores, cosas comunes como: poder ir al baño, nuestro tiempo de descanso, el pago de horas extra, lo sueldos en fecha, las licencias anuales, los fines de semana libres y muchas otras cosas, no se lograron por obra de magia o del acto de dios.
Se golpearon obreros hasta la muerte, se les disparó, se los condenó al despido eterno y a la marginalidad, se les persiguió como delincuentes y se les puso en listas negras de las grandes empresas a todos aquellos que lucharon por una forma de trabajo digna, aún así durante más de cien años muchas conquistas fueron y son continuamente violadas por diferentes situaciones coyunturales. Persiste férreamente enclaustrada en la piel y los huesos del ser humano la pútrida idea de la propiedad privada y así vamos por un mundo donde alrededor del 7% del planeta consume lo que bien daría para que el 93% restante coma y se desarrolle.
Vivimos en una tierra muy injusta donde los sindicatos obreros son una buena forma de juntar fuerzas e ir adelante a por un mundo más justo, menos hipócrita y mucho más anarquista, por eso a todos los que trabajan con dignidad y no olvidan a aquellos muertos, va mi abrazo, este sábado en Montevideo hay tres actos por el día de los trabajadores, vayan por lo menos a uno…hagan algo por la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s