Datos sobre la vida de Cristo

Posibles datos falsos sobre Jesucristo
Por: Darío Valle Risoto

En primer lugar si usted es cristiano, evangélico, carpintero o esquimal se me ocurre una pequeña pregunta: ¿Qué corno hace leyendo Los Muertevideanos?
Vamos por partes como decía un caníbal amigo, deberemos entonces dilucidar de una vez por todas ese misterio del Mesías venido a sufrir el más terrible de los flagelos luego de los impuestos municipales que los hombres hayan sufrido sobre sus vidas.
Por lo tanto deberemos hacernos a la no muy fácil idea de sus orígenes algo, digamos, un poco disparatados para cualquier persona más o menos normal. (Si usted por casualidad colecciona discos de Arjona olvídese de ser normal).

Posibles orígenes de Supercristo.
1-Vino en una nave desde Kryptón
2-Era el hijo bastardo de un legionario Romano que se cepilló a María.
3-Se drogaba tanto con Judas, Pedro y compañía que inventó todo.
4-Es el producto de un ingenioso plan para hacernos más estúpidos.

Sus orígenes extraterrestres explicarían sus poderes de levitación, multiplicar los peces, transformar el agua en vino y su obsesiva compulsión a ponerse a hablar encima de las colinas. Su filiación un tanto pecadora por parte del legionario que se sulfateó a María estaría de acuerdo a tantos retratos donde aparece Jesús con ojos claros y cabellos castaños. Domenico Pestuccini della Quieza era rubio y estuvo en Nazareth vigilando a cierta secta que tenía la mala costumbre de bañarse seguido por aquellos días. ¿Coincidencia?.
Sabemos de buena fuente que le daban duro a la mariguana que todavía no estaba prohibida en aquellos días donde la tierra era nueva y no existía la D.E.A., por lo tanto de alucineta en alucineta no es raro que al pobre Jesús se le cayeran algunos caramelos de la cabeza y se divague con que era el hijo de dios.
Por último el plan para hacernos aún más imbéciles de lo que somos no es creíble ya que todos sabemos que tanto el papado como los pastores evangélicos se desviven por tratarnos como gente inteligente y nunca, nunca, nunca, subestiman nuestra inteligencia.

¿Cristo vive?
Buena pregunta, aquí debemos, luego de una exhaustiva búsqueda de información entre libros de Dan Brown, revistas Anteojito y la última guía de Gourmet TV, comprender lo que en realidad se llama vida.
1- ¿Es vida pasarse pidiéndole a dios favores de rodillas mientras se sigue siendo mala persona?
2- ¿Es vida permanecer virgen hasta los cuarenta y tener los genitales apolillados?
3- ¿Es vida criticar la homosexualidad y desear que el medico le haga una inspección rectal?
4- ¿Es vida leer blogs con puras estupideces?
5- ¿Es vida tener fotoblog, ser Emo y votar al partido republicano?
No, no es vida, en realidad es una cagada que se le parece bastante. ¿Quién dijo que la vida era bonita?

¿Jesús vive?
1-Es un zombie que se levantó al tercer día lleno de gusanos.
2-Es un mutante con esqueleto de adamantium que no puede morir
3-Es un vampiro que se chupetea el cuello y las nalgas de las monjas jóvenes.
4-Vive y escribe guiones para South Park.

¿Cristo está muerto?
1- Si pero vive en todos nuestros corazones (¡Puaj!)
2- Claro pelotudo ¿Quién vive dos mil años?
3- En realidad nunca existió y lo inventaron para jodernos la existencia.
4- ¿A quien realmente le importa?

El Tiempo está Después

El tiempo está después
Por: Darío Valle Risoto

Perdí la guerra de mis sueños
batallando contra la realidad,
las ilusiones se fueron yendo
a un horizonte de máquinas rotas.
Aquellas risas del ayer olvido,
tengo los recuerdos devastados,
algunos amigos arrepentidos
y muchos enemigos heredados.
El olor de la lluvia en el campo,
la comida caliente de mi madre,
el sacrificio humilde de mi viejo
los remotos días en Buenos Aires.
Subterfugios del tiempo que obliga
a traer los caminos del después,
aquel tango y la mujer perdida,
las canciones que nos hacen creer.
Insuficiente bruma ya perdida
la inocencia y la búsqueda ansiosa
de dioses inexistentes y…
de una vida licenciosa.
Los relojes que mastican las horas
como monstruos persistentes,
la tarde que acariciábamos la Luna
ya no será la misma porque…
La guerra de mis sueños perdida
tiene a sus soldados ausentes.

E
l título de este poema hace referencia a un tema del mismo nombre del músico uruguayo Fernando Cabrera.