Cine de Consumo o que nos consume?

Añadir imagen¡ BASTA DE PELÌCULAS DE CONSUMO !
LAS DIEZ CLASES DE PELÍCULAS QUE HOLYWOOD
DEBERÍA DEJAR DE FILMAR.
Por: Darío Valle Risoto
Artículo publicado inicialmente el 29 de agosto del 2007 en El Diccionario del Diablo

Será porque he visto demasiado cine o porque me estoy volviendo un crítico insufrible que escribo esto, a ver si concuerdan conmigo. Hay al menos diez estilos de cine propiamente norteamericano (Made in U.S.A) que viene sobrando desde hace décadas.
Advertencia: Si usted piensa que: Rambo, E.T. y Footlose son tres de las mejores películas que vio en su vida, no siga leyendo.

1- Las de asesinos seriales tipo: Pendorcho, Pendorcho 2, el regreso de Pendorcho, Pendorcho Vs El Carlanco y todas las variaciones posibles. Se tratan siempre de algún loco disfrazado de forma patética que se encarga de matar gente de forma poco creíble y con total impunidad, hasta que cinco minutos antes de terminar la película es eliminado temporalmente por el protagonista. Temporalmente porque él, su reencarnación, un hijo ilegítimo u otro loco con el mismo disfraz volverán en las continuaciones.

2- Las adaptaciones de series de televisión: no importa si fueron exitosas o no, lo que interesa es llevar a los nostálgicos a ver las nuevas versiones, de series que en el mejor de los casos fueron buenas en su tiempo y que hoy son ingenuas, estúpidas o risibles y probablemente están adaptadas con tal libertad que del original solo les queda el título.
Sobran los ejemplos, les doy tres: Los ángeles de Charly que de estúpidas Barbies disco pasaron a heroínas integrantes de la Liga de la Justicia, Los vengadores que fue una buena serie Inglesa y la versión para el cine solo de interesante tiene la pollera escocesa de Sean Connery y por último: Starsky y Hutch, Lamentable es poco, ni siquiera el auto actuaba bien.

3- Las reivindicaciones Gay: El tema de la homosexualidad vende desde que Clinton permitió al ejército norteamericano aceptar que también tiene mariposas entre sus camuflajes preferidos, la última perla es: Me la puso en la montaña, donde dos Cowboys entre pitadas de Marlboros y arreo de ganado se entretienen jugando a la cambiadita. Nadie
en su sano juicio en Holywood se atreve a decir que una película sobre homosexuales, lesbianas, travestíes o una mezcla de todos ellos es mala. No sea que los acusen de homofóbicos.

4- Las comedias universitarias: Son como películas de ciencia-ficción para los que apenas pisamos el secundario, nada sabemos de Logias, prohibición de venta de alcohol o descubrimientos sexuales en autocines. En general apestan y en particular también, nunca pude ver una sin dormirme o sentir vergüenza ajena, solo sirven para evadirse tanto de la realidad como con una dosis del peor estupefaciente, eso sí, son más baratas. Para que entrar en detalles, si consiguen una rubia estúpida y tetona, veintidós jugadores de fútbol americano con acné y un profesor imbécil ya tienen el staff promedio.
5- Los Musicales: Desde pequeño cuando veía una película y de pronto todos los actores o alguno de ellos se ponía a cantar y bailar no podía entender como eso era trasladable a la vida normal, nunca entendí el género musical, es como si en medio del velorio de alguien, todos se pusieran a zapatear y a cantar sobre lo efímero de vivir chupando alcohol. Desde Fiebre del sábado a la noche para acá, tengo miedo de que en un momento de suspenso comiencen a cantar y a bailar coreografías bajo las luces de broadway.

6- Las películas sobre Juicios: El sistema judicial norteamericano es muy diferente del nuestro, ellos hacen juicios públicos y con jurados elegidos en algún sorteo que viene en las cajas de cereales. La mayoría de estas películas son muy baratas, transcurren en un recinto llamado corte, donde debemos soportar un duelo de intelecto entre el fiscal casi siempre malo y el abogado defensor, casi siempre bueno. En general o terminan con un testigo sorpresa que salva al inocente acusado o uno de los abogados saca de debajo de la manga un As escondido que no se cree ni mi tía Tota.

7- El Cine sobre Teorías Conspiratorias: Todos sabemos que el hombre nunca puso un pie en la Luna, que Jesús era una mujer y que el Código Da Vinci es el mejor perfume para ballenas, de eso se trata ese cine, de mantenernos estúpidamente colgados de una suerte de juego de a ver quién aguanta la más increíble de las intrigas del gobierno norteamericano para manipular el cerebro, la libertad y nuestro poder de decisión. ¿Será posible?

8- Las películas sobre los Evangelios: Los productores de Holywood son en su mayoría Judíos o cristianos protestantes, en estos poco más de cien años de cine me he tenido que fumar más o menos doscientas versiones de Jesús, con superpoderes o meramente humanos,rubios y altos, peludos, pelados, negros, japoneses, hasta uno musical (Ver item 5)
¡Basta!, No me interesa ver más versiones del evangelio según san John Smith, para colmo la gente después de ver estas basofias se siente espiritual y va a la iglesia.

9- El Cine Testimonial Yanqui: Como han sido ellos los que han propiciado la mayoría de los golpes de estado en el mundo, las invasiones y saqueos de medio planeta y la terrible epidemia de gente mascando chicle, no suele haber mucho cine de este tipo en el norte, salvo sobre Viet Nam, La Segunda Guerra Mundial o sobre la historia de algún millonario conocido que ¿A que no saben?. Siiii, ¡Comenzó sin un centavo y construyó un Imperio!

10- Las Comedias románticas: Este es el cine más variado que podemos encontrar, generalmente son dos, tres o cuatro los protagonistas, son lindos, hay algunos desencuentros, alguna traición, unos besos desmesurados, algún tema musical para vendernos el disco con el soundtrack y finish. He visto desde comedias MAGNIFICAS hasta bazofias tales que me he imaginado penetrando en esa cita idílica entre por ejemplo: Penélope Cruz y Colin Farrel para barrerlos con un lanzallamas.
Se agradecen opiniones y nuevos estilos de cine, ahora tengo que dejarlos porque van acomenzar mi tele comedia Argentina de la tarde.