The Mysteries of Pittsburgh

Un triángulo equilátero
Por: Darío Valle Risoto

Muy bien narrada esta es una historia que no les puede pasar desapercibida ya que aborda el amor y la amistad como un todo indisoluble que transgrede las barreras mismas del sexo, una película mucho más ambiciosa de lo que podemos creer y que inteligentemente nos hace recordar a aquellos amigos que felizmente nos puso el camino, para que dejemos la ruta del aburrimiento y el rebaño de los hombres comunes. El protagonista deja poco a poco de ser un tipo normal para vivir un verano donde habrá algunos encontronazos con la realidad que impera por sobre los débiles de corazón. Un padre mafioso, una amante patética, una rubia hermosa y Clebeland el co-protagonista más atractivo que puedan imaginar. ¿un pecador?, por supuesto, será necesario pasar por el infierno para decidir que vida queremos para nosotros y así sucederá.
Sin embargo el final predecible pero no incorrecto, de todas formas pocos somos aquellos que nos arriesgamos a abrir los ojos, al menos una vez en la vida.