Mi propio rincón de Haikus

Mi propio rincón de Haikus

Por. Darío Valle Risoto

Hace varias vidas atrás Shizuko me prestó el libro de Mario Benedetti: “Rincón de Haikus” y escribí algunos, espero encontrarlos en alguna parte de mi ermita alguna ocasión en que no los busque.
Por lo pronto la pagina de la Red de escritores en Español tiene la siguiente explicación sobre que es un Haiku, después… los míos, lo sé, lo sé: soy un atrevido.

Haiku (Tomado de la pagina del Remes)
El haikai o haiku tradicional consta de 17 moras (unidad lingüística de menor rango que la sílaba) dispuestas en tres versos de 5, 7 y 5 moras, sin rima. Suele contener una palabra clave denominada kigo, que indica la estación del año a la que se refiere.
Tradicionalmente el haiku, así como otras composiciones poéticas, buscaba describir los fenómenos naturales, el cambio de las estaciones, o la vida cotidiana de la gente. Muy influido por la filosofía y la estética del zen, su estilo se caracteriza por la naturalidad, la sencillez (no el simplismo), la sutileza, la austeridad, la aparente asimetría que sugiere la libertad y con ésta la eternidad.

Hai mas Kus de Kus
Por: Darío Valle Risoto

Los hombres están
Siendo exterminados
Por su reflejo

Cuatro monjitas
Cosían pingüinos en la
Frazada blanca.

Un oriental es
Misterioso solo en
El occidente.

Mi padre tenía
El secreto para ser
Siempre Superman

No me ames ya
Dame tiempo para ser
Tu inabarcable luz

En trece lunas
Sonreirá el fantasma
De tu recuerdo

Tu cabello es
El mar donde me pierdo
Nadando vivo.

El dulce néctar
Es de tus pensamientos
Toda sustancia

Desnúdate hoy
Perdonémonos cuando
Llegue tu señor

Probable sanción
Perder el juego siempre
Que hay confianza

La sopa de hoy
fría y sin sentido
como fue ayer.

Tengo tus ojos
guardados para siempre
como mis sueños.

Estuve solo
recordando tu talle
entre mis manos.

Deme aumento
le dije a mi jefe
y ya soy libre.

Todos los dioses
se diluyen en agua
como la tierra.

Corre no pares
la vida es tan corta
y hay que caer.

El sortilegio
del amante tiene un
rasgo tan rancio.

Los maniquies
cantan en las noches si
las vidrieras no.

Hai Kus de Kus o
No hai kus de kus dijo
el magistrado.

Adventureland

Adventureland
Por: Darío Valle Risoto

No sé si es por la crisis en los Estados Unidos, que de un tiempo a esta parte hay argumentos donde los problemas económicos se suceden, en gran parte muy parecidos a los nuestros (Léase: tercer mundistas), por lo tanto en esta comedia, todo se inicia cuando el protagonista en vez de viajar a Europa como premio a graduarse de la secundaria debe trabajar en verano.

Que los yanquis tengan traspiés económicos los acerca a la humanidad y uno comprende mejor que no todo brilla en Norteamérica, también esta película aborda los clásicos amores pos adolescentes con algo de realismo donde la infidelidad y el primer enamoramiento tienen la forma de un triángulo muy cursi aunque no exento de verdad. Hay una cierta crítica encubierta a los valores cristianos pero muy por encima como para no ofender y el marco de un parque de diversiones bastante patético los acerca a una vida de verdad y deja felizmente de lado todo ese glamour de comedias no tan antiguas.

Dirigida por el mismo director de Superbad no es igual de divertida aunque tiene sus momentos, la finalidad desde luego fue otra y si bien no es mala película tampoco es para arrancarse las tachas corriendo a verla. Buena música, en especial el tema de Judas Priest cuando corren a james el protagonista que es un joven actor muy bueno, ya lo he visto varias veces, en cuanto a su coprotagonista creo que mi prejuicio por la bosta de Crepúsculo me puso muy en contra de la actriz: Kristen Stewart que encarna a Em, una joven conflictuada, pálida y bastante inexpresiva…si, si, claro, es exactamente lo mismo que hizo en esa farsa de vampiros gays, lo lamento pero talvez no pueda separarla de ese patético papel.

Si quieren ver Adventureland, no es tan mala, lo repito pero si alguna vez se eligen las 1000 comedias más importantes del cine, no estará entre ellas. Le Doy un 6/10