Solitude

Solitude
Por: Darío Valle Risoto

Cuando ya nada les importe
estarás allí
imperturbable y maldita
arrogante e indiscreta,

absorta, lasciva, imprevisible.

Cuando la soledad
te diga
todo
lo que has temido por ahí,

esos fantasmas agrietados,
de los rostros difusos

y las luces malas.

Cuando te apoyes en mil tumbas

y escuches las campanadas

del calvario Gótico,

quiero que aulles y te transformes.

Cuando tiemblen de miedo

y quieran correr
y no puedan,

cuando imploren clemencia

tu les dirás…

masticando sus carnes flojas,

que eres el espíritu solitario

de todas las mujeres
que ellos violaron.

Anuncios

2 thoughts on “Solitude

  1. siempre me ha atraido, la soledad, un tanto el dolor, y otro poco, el tratar de ser el heroe… esto me trae demaciados problemas cuando estas cosas toman, forma de mujer, que sufre, y yo apago el cerebro y trato de rescatarlas… pero no va tanto a este tema esto ultimo jeje, cosa de que lo habia estado pensando este dia, y muy bueno

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s