¡Cumplimos un año!

Primer año de Los Muertevideanos
Por: Darío Valle Risoto

Hoy hace exactamente un año que comencé este proyecto de “Los Muertevideanos” y si bien ya tenía el blog de “El Diccionario del Diablo”, ingresar en Blogspot significó proyectar internacionalmente mis creaciones y por suerte cosechar nuevos contactos y amigos que son pocos pero son gente invalorable que a través de sus comentarios y sus frases de aliento me han producido más de un buen dia y eso es mucho cuando vivo en un país donde todo está en contra de los creativos y los que pensamos y deseamos una sociedad menos consumista y más considerada con sus semejantes.
De Mexico debo destacar a Retreat to death que me impacto con un correo electrónico para conversar sobre poesía y la maravillosa Ruth de Imágenes Góticas que siempre está atareada haciendo crecer su blog, ambos derrochan simpatía y amabilidad. Chile me acercó al genial Alejandro Lattapier con su pagina de poesía y literatura, Baltazar al que le debo agradecer toneladas de buena música por su blog como el de Toledin otro trasandino notable que también tiene su pagina de música.
También intenté que el blog no solo sirviera para leer mis cosas sino también como trampolín hacia otras páginas donde poder descargar películas, series y dibujos animados, todas aficiones que no me abandonan a pesar de la edad y los achaques.
Por último debo agradecer especialmente a Patty de La Guadaña que siempre esta allí como un fantasmita lector con buenas sugerencias y una simpatía que recorre la web y te explota en la cara; Anna Donner y Beatriz Ojeda que me siguen desde El Diccionario, el corresponsal exclusivo en Barcelona: Danny Rodriguez, el errático Ruben el movilero, Nando XXI que siempre se da una vuelta y algunos otros que iré recordando no bien tome la medicación.
Como este blog no tiene recuento de visitas y las únicas formas de testear estas han sido las encuestas y los comentarios, debo agradecer doblemente a aquellos que se toman el doble trabajo de entrar y encima dejar algo escrito, a todos un millón de gracias.
Pd: El nombre Los Muertevideanos viene de la novela de cuentos cortos “Las Muertevideanas” que registré en el 2006.

Este blog es un árbol con diferentes ramas de sueños, para que no se seque se riega con palabras, a los diferentes jardineros les devuelvo sus preciosos frutos.
Gracias