El niño y el Hombre gris

El niño y el Hombre gris
Por:
Darío Valle Risoto

¿Encontraste al niño perdido?
Allá deberá estar, acurrucado entre tus años
esperando a regañadientes que lo llames
sin regañarlo.
Acaríciale el pelo e invítalo
a ver dibujos animados.
Dale tiempo de recuperar la riza
y la fantasía de fabricar mundos
y hacer caballeros armados de cucharas
con capas de manteles
y yelmos de ollas viejas.
Deja que el niño se enamore de sus tías
y que bese a su madre
y se quiera casar con ella.
Usúrpale la algarabía a ese niño
porque hombre, te pones…
irreductiblemente viejo
y corres el severo y terrible riesgo
de tomártelo todo en serio.

Anuncios

6 thoughts on “El niño y el Hombre gris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s