Servidumbre

SERVIDUMBRE
Por: Darío Valle Risoto

El deseo te guía de verdad
entre las luciérnagas del odio
imágenes cloacales pueblan tu alma
religión,
asimetrías del miedo heredado,
sinfonías inconclusas de la sangre.

Padre…
¿por que me tocas?
¿Acaso no crees en dios?
Entonces…
porqué marchitarme así con tu ferocidad.

Un hombre culto
servidor de dios
degenerado y negligente
camina entre nosotros
y ella…
y ella
solo sabe hacer lo que los cristianos enseñan:
sufrir y rezar.

Tal vez un día,
un día yo te conozca…
y acavemos con este demonio.